Alacranes

Los escorpiones son artrópodos, de la clase de los arácnidos. Son parientes lejanos de las arañas, los ácaros y las garrapatas. Lo que los hace diferentes de aquellos,  es que inyectan un veneno potente a través de su amenazante cola. Los escorpiones se alimentan en la noche de animales, como insectos, arañas, ciempiés y otros escorpiones, haciendo uso de sus garras frontales y su aguijón. El veneno del escorpión puede causar al humano, entre otros síntomas,  inflamación en el sitio de la picadura. Sin embargo, algunas personas experimentan adormecimiento y convulsiones.

Las personas alérgicas son más propensas a morir por el veneno peligroso del escorpión. La posibilidad de sobrevivir aumenta si se recibe una inyección de anti-veneno a tiempo para contrarrestar los efectos de la picadura.En la actualidad existen 1.200 especies de escorpiones en el mundo  y todas ellas son peligrosas de algún modo.
Este es una de las especies de escorpiones peligrosos que la gente debe evitar.

Los escorpiones pueden sobrevivir en casi todos los hábitats. La mayoría de escorpiones pueden ser encontrados en el desierto y en regiones semiáridas.
Los escorpiones son activos durante la noche, sin embargo, pueden ser vistos durante el día cuando el clima es fresco y húmedo. Estos arácnidos se alimentan de insectos y otros artrópodos y vertebrados, como culebras, lagartos pequeños y ratones. Ellos pueden detectar a su presa a través de vibraciones.

Los escorpiones son conocidos por esconderse y esperar por su presa. Aplastan la presa o le inyectan veneno, una mezcla compleja de neuro-toxinas que afecta el sistema nervioso de la víctima. Aunque el veneno es usado para capturar presas, también puede ser usado como una herramienta.